Galería

¿Nos interesa más enfrentarnos a ese azar callejero, o nos sentimos más cómodos creando pequeños mundos tratando de dejar al azar el menor protagonismo posible? En este juego no valdría decir que nos gustaría actuar como ambos… o como ninguno. La pregunta es más exigente, ya que si contestamos que como ambos, nos confundimos y confundimos a los demás” Eduardo Momeñe – La visión fotográfica.

Extracto de la obra de Lee Friedlander

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de haber asistido a distintos cursos y haber leído libros como el citado arriba de Eduardo Momeñe, el cual recomiendo al 100%, es frecuente oir comentarios acerca de que como fotógrafo debes de decantarte por ser fotógrafo cazador o fotógrafo pescador. Esto lo he oído de fotógrafos con conocimientos y trayectoria contrastada que además admiro y por tanto doy mucho valor a esa afirmación, pero a veces, me pregunto si será una pregunta como aquella de si fotografías en blanco y negro o en color, o mucho peor, si eres de Nikon o de Canon, quizás como dice Momeñe, simplemente esté confundido.

Hace un tiempo tuve ocasión de acceder al libro de Lee Friedlander, The Museum of Modern Art, un libro en blanco y negro, como fotografiaba su autor, y en él pude ver fotografías de retratos posados, desnudos, paisajes y bodegones que rompian por completo mi idea de Lee Friedlander como unos de los precusores de la fotografía de calle y por tanto de fotógrafo más cazador. Esas nuevas fotos, desconocidas para mí hasta entonces, parecían ser fotos más pausadas, donde el autor controlaba en mayor medida lo que pasaba en la escena.

Trato de plantear con esto, que me gusta huir de los dogmatismos porque considero que coartan la creatividad, porque si Cristina García Rodero fotografía en blanco y negro de siempre, pero un día considera que debe hacer un trabajo sobre la India en color, es una elección tan valida como la que había tomado hasta entonces de hacer todo en blanco y negro, y si, técnicamente es capaz de resolverlo, ¿por qué no puede obviar la abstracción del blanco y negro para centrarse más en el sentimiento del color? Además, en nuestro camino de exploración a través de la fotografía, ¿en que medida una disciplina de fotografía puede abrirnos caminos creativos en otras, aportarnos recursos, en definitiva, hacernos disfrutar y crecer más con la fotografía?

En este momento disfruto haciendo fotografía de distintos tipos, porque en cierta manera, cada una me aporta un estímulo diferente. No estoy dispuesto a renunciar a la relación con la gente que pueda darse en la fotografía documental o de calle ni a dejar de visitar paisajes idílicos en soledad a primeras horas del día disfrutando del sonido de las olas o del viento entre los arboles.

Podeis visitar mis galerías: